• 22nd September 2016 - By ictineu
    0 Flares 0 Flares ×

    Hoy hablaremos sobre la osteopatía respiratoria de la que ya tocamos por encima en nuestro articulo sobre osteopatía en general. Esta rama de la osteopatía se ocupa de prevenir, tratar y estabilizar disfunciones respiratorias que pueden haber presentes en nuestro cuerpo. Su objetivo principal es mejorar la ventilación de nuestra región pulmonar así como el reforzamiento de las funciones de nuestros músculos respiratorios y el intercambio de gases.

    ¿Cómo actúa la osteopatía en nuestros pulmones?

    Hay que tener en cuenta que la osteopatía respiratoria nunca sustituirá al tratamiento médico pertinente a la enfermedad o complicación respiratoria que usted padezca. Pero si puede ayudar de manera notable a su recuperación o a evitar sus recaídas. Siempre habrá que ponerse en las manos de un profesional ya que la osteopatía respiratoria necesita de estudios específicos a parte de los que adquiere un osteópata normal durante su formación básica.

    Esta técnica puede ser llevada a cabo tanto en niños desde la edad lactante como en adultos. En el caso de los más pequeños suele ser recomendable para patologías respiratorias que van acompañadas con un aumento de la secreción: bronquiolitis, bronquitis, catarros en las vías altas, neumonías, etc. En definitiva cualquier tipo de afección del sistema respiratorio.

    los beneficios de la osteopatia en las enfermedades respiratorias

    Cómo afecta a los niños

    No se preocupe porque su hijo o hija lloré durante la sesión. Este tipo de sesiones no son dolorosas pero los más pequeños pueden encontrarlas molestas o simplemente no están cómodos. Es curioso que precisamente el hecho de que el niño llore durante una sesión de osteopatía respiratoria ayuda al especialista a mover las secreciones, facilitando así su expulsión. Aún así siempre está permitido al padre/madre/tutor del niño entrar con el en la sesión para que pueda consolarlo y tranquilizarlo.

    Los beneficios en la salud de los niños lactantes son notorios y se notan a todos los niveles de la vida diaria del niño. Al expulsar las secreciones y mejorar su ventilación pulmonar se evita que estas deriven en cosas más graves como pueden ser las neumonías. Además el niño dormirá y comerá mejor, aumentando la calidad de vida tanto del pequeño como de sus padres y los demás miembros de la familia que habiten con él.

    Por otro lado, en el caso de los adultos, la osteopatía respiratoria está recomendado para:

    • Casos agudos como las neumonías y las bronquitis.
    • Enfermos neurológicos o neuromusculares con afecciones respiratorias como el asma.
    • También es bueno para pacientes de cáncer o gente antes y después de una intervención quirúrgica.

    De todos modos no es recomendable realizar este tratamiento antes de dos horas después de una comida por el riesgo de vómitos. Así como no es recomendable en pacientes con hipertensión arterial grave no controlada, hemorragias, o en las primeras horas después de una operación.

    El adulto en una sesión de osteopatía respiratoria

    Como siempre volvemos a recomendaros acudir siempre a un especialista para llevar este tipo de tratamientos y aún más tratándose de osteopatía respiratoria, la cual, necesita una especialización concreta dentro del campo de la osteopatía.

    Share Button
  • Comments are closed.


0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×